¡Cuidado! Estas son las consecuencias de no incorporar la factura 4.0 en tu negocio

Fecha

facturacioxn_sat_1.jpg_554688468

Fuente: El Economista

Por Elizabeth Meza Rodríguez

 

Reducción de ventas, falta de liquidez y perdida de clientes son algunas de las consecuencias de no adoptar la facturación 4.0

 

La falta de tiempo y la cantidad de requisitos de la nueva facturación 4.0 ha llevado a los pequeños empresarios a postergar la migración; sin embargo, no cambiar la forma de emitir CFDI a tiempo puede traer consecuencias para el negocio.

Aunque a la fecha conviven la versión 3.3 y la 4.0, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) estableció como fecha límite para el uso de la facturación 3.3 hasta el 31 de marzo, de no migrar antes de esa fecha los negocios, sobre todo las pequeñas y medianas empresas(pymes), pueden tener problemas.

Entre la principales consecuencia está el no poder facturarle a los clientes y por consecuencia no realizar la venta. Por ejemplo, los negocios que le venden a otros negocios exigirán el CFDI 4.0 para realizar el pago, de no entregarlo optarán por otros proveedores.

“Para empresas B2B muchas veces si no facturan no cobran. La consecuencia básica es que pierden la entrada de efectivo, su liquidez, pierden clientes”, comentó en entrevista Evgeny Pervago, cofundador y director general de Listo.

Precisó que también se rompe el ciclo de la venta poque si no se puede facturar, la compañía se va con otro cliente. “Te quedas con el stock del producto o no se venden los servicios”.

Las recomendaciones

Si bien es cierto que la nueva facturación es más compleja, porque se requiere un llenado de CFDI más específico: la clave de producto de servicio y unidades del catálogo del SAT, el uso de CFDI, y especificar adecuadamente el régimen fiscal del cliente, su código postal y demás cosas, los negocios pueden migrar poco a poco, incluso hacer uso de la tecnología para realizar el proceso de forma más sencilla.

De acuerdo con Pervago, en promedio una de cada 20 facturas en México se tienen que cancelar y volver a emitir por la falta de conocimiento y procesos manuales.

“Es alto ese porcentaje, estamos hablando de que en México se emiten 800 millones de CFDI al mes y 40 millones se retrabajan”.

Aunque se requiere un esfuerzo extra, lo ideal es migrar lo antes posible y priorizarlo, porque “tal vez sea la última prorroga que se tenga”.

El especialista recomienda migrar de forma paulatina y hacer uso de la tecnología, así como solicitar la constancia de situación fiscal a los clientes.

“Sí tienen los datos fiscales bien para la mitad de los clientes, empieza a facturar esos clientes con 4.0 y poco a poco ve migrando, no tienen que ser todos”.

Últimas noticias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Más
Artículos