Exportaciones automotrices dan acelerón en el 2022

Fecha

exportaciones-auto_310123w.jpg_391358868

Fuente: El Economista

Por Roberto Morales

 

El avance coincide con el período de implementación de las nuevas reglas de origen del sector en América del Norte, que establecen mayores requisitos de componentes regionales.

 

Las exportaciones automotrices de México totalizaron 165,232 millones de dólares en 2022, lo que supone un aumento interanual de 18.2%, su mayor tasa de crecimiento cuando menos en la última década.

La industria automotriz es la más exitosa del país en términos de su vanguardia e integración en las cadenas globales de valor, a la vez que prosigue una reconfiguración tecnológica y de uso de energía en los vehículos automotores a nivel global.

Regionalmente, este sector ha registrado cambios en las reglas de origen, volviéndose más estrictas, lo que implica un mayor uso de partes y componentes de América del Norte, como resultado de las exigencias del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Comparando 2022 con 2021, las exportaciones automotrices mexicanas incrementaron su proporción en el total de exportaciones de productos de México de 28.3 a 28.6%, y dentro de las ventas externas manufactureras su cobertura pasó de 32.1 a 32.5 por ciento.

“México tiene que tener una política ambiciosa de integración con América del Norte, pero nunca abandonar los esfuerzos de integración de América Latina y nunca abandonar la posibilidad de ver a Asia como mercado y fuente de ideas, de inspiración y de inversión, y tampoco a Europa”, comentó Luis de la Calle, director general de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera (CMM).

De la Calle puso como ejemplo a la empresa de autopartes mexicana Rassini, quien ha tenido éxito no sólo en América del Norte, sino también en Alemania, donde trabaja con empresas alemanas de autopartes y automóviles.

 

El éxito de empresas como Rassini será no tanto defender a través de la regla de origen automotriz los coches del pasado, sino desarrollar los coches del futuro, que serán electrónicos, ni siquiera eléctricos”, agregó.

 

Del total de exportaciones automotrices de México en 2022, las dirigidas a Estados Unidos abarcaron 83% del total, mientras que las enviadas al resto del mundo tuvieron por consiguiente el restante 13 por ciento. A tasas interanuales, las primeras subieron 17.3% y las segundas 22.4 por ciento.

El T-MEC, además de las reglas específicas por producto, incorpora un requisito de Valor de Contenido Laboral (VCL) para las mercancías del sector automotriz, en virtud del cual los vehículos de pasajeros y los camiones se consideran originarios solamente si un determinado porcentaje de su valor está producido por empleados cuyo salario horario mínimo es de 16 dólares.

El VCL correspondiente a los vehículos ligeros se fijó en 30% para el periodo 2020-2022 y aumentará a 40% a partir de 2023; en el caso de los camiones, este porcentaje es de 45 por ciento.

La OCDE resalta que el potencial de México para convertirse en una economía de alto crecimiento es grande, al haber pasado de presentar una elevada dependencia del petróleo a principios de la década de 1990 a desarrollarse como centro manufacturero, integrado en las cadenas de valor mundiales.

Sin embargo, nota que este potencial sigue sin materializarse y el crecimiento en las últimas décadas ha sido bajo.

Entre las recomendaciones que plantea la OCDE para contribuir a realizar este potencial, figuran: aumento en el mediano plazo de la inversión pública, así como el gasto en programas sociales, educación y salud; ampliar las bases tributarias, eliminando progresivamente las exenciones y reduciendo la informalidad; y reforzar la competencia.

Últimas noticias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Más
Artículos