Los cinco estados con más y menos trabajadoras del hogar afiliadas al IMSS

Fecha

traba

Fuente: El Economista

Por: Blanca Juárez

La seguridad social no implica sólo acceder a la atención médica, es tener también incapacidades pagadas, ahorro para el retiro, guarderías y otros beneficios que el 98% de las mujeres empleadas en este sector no cuentan.

Desde su puesta en marcha, en abril de 2019, el programa piloto de afiliación para trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha tenido una tendencia al alza. Sin embargo, de las más de 2.2 millones de empleadas, apenas 51,790 han sido inscritas al organismo por las personas que las emplean, es decir, el 2% del total.

Aunque el artículo 334 Bis de la Ley Federal del Trabajo (LFT) indica que es obligatorio su acceso a la seguridad social, hace falta que la reforma a la Ley del Seguro Social (LSS) sea completada en la Cámara de Diputados. En marzo, el Senado aprobó las modificaciones y envió la minuta a San Lázaro.

La seguridad social no sólo implica que cuenten con atención médica en una clínica familiar del IMSS, va más allá. Al ser inscritas pueden gozar de los cinco tipos de seguros que otorga el instituto: riesgos de trabajo; enfermedades y maternidad; guarderías y prestaciones sociales; invalidez y vida y retiro, cesantía en edad avanzada.

Con ello, “pueden contar con atención médica, farmacéutica y hospitalaria; pago de incapacidades por enfermedad o riesgos de trabajo; generar ahorro para su retiro o una pensión en caso de invalidez, para el asegurado y sus beneficiarios legales; así como el acceso a estancias infantiles y actividades de esparcimiento”, explica el IMSS.

De acuerdo con información del instituto, la Ciudad de México es la entidad con más trabajadoras afiliadas, con 8,496 personas. Y específicamente es la zona sur de la capital del país donde más empleadas han podido acceder a este derecho humano. En las delegaciones del IMSS de Churubusco, Del Valle, Piedad Narvarte, San Ángel y Santa Anita, están registradas 5,383 personas.

En la zona norte de la Ciudad de México hay 3,183 trabajadoras del hogar con seguridad social. Esta área comprende las delegaciones del Centro, colonia Guerrero, Magdalena de las Salinas, Polanco y Santa María la Ribera.

La segunda entidad con más hombres y mujeres trabajadoras del hogar es el Estado de México, con 5,299 personas. Esta demarcación también está dividida en dos zonas. En el oriente (Ecatepec, Los Reyes-La Paz y Tlalnepantla de Baz) hay ligeramente más: 2,938 personas. En el poniente (Naucalpan y Toluca) hay 2,361 personas.

Con 3,281 personas, Jalisco es la tercera entidad con más afiliaciones. Le sigue Sonora, en cuarto sitio, con 2,576 trabajadores y trabajadoras del hogar aseguradas. En quinto lugar está Nuevo León, donde 2,548 personas ya están cotizando para una pensión.

Más información y menos obstáculos

Las cinco entidades con menos trabajadoras y trabajadores del hogar afiliadas son:

  1. Campeche, 122 personas
  2. Tabasco, 220 personas
  3. Zacatecas, 238 personas
  4. Baja California Sur, 306 personas
  5. Quintana Roo, 325 personas

De acuerdo con las estadísticas del IMSS, más de 2 millones 208,000 trabajadoras del hogar no están inscritas, por lo que laboran en condiciones de informalidad.

“Otro de los aspectos relevantes de la prueba piloto es la generación del derecho a contar con una pensión”, ha destacado el IMSS. Hasta marzo pasado, 6,300 trabajadoras y trabajadores habían logrado pensionarse y cerca de 35,000 contaban con un promedio de 457 semanas de cotización, por lo que en poco tiempo podrán jubilarse, si es que sus empleadores continúan pagando su cuota patronal.

Organizaciones que defienden los derechos de las trabajadoras del hogar han solicitado al instituto que emprenda una campaña nacional de información y sensibilización, con énfasis en las localidades sin tanto acceso a medios de comunicación.

El Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho) le ha pedido a las legisladoras y legisladores que eliminen el requisito de cotizar con el salario mínimo para ser aseguradas, pues es una gran barrera para miles de empleadas. Otra de las demandas es que las reformas no han abordado, entre varios temas importantes, el ahorro y el crédito para la vivienda.

Últimas noticias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Más
Artículos